Telas Para Vestidos

Mostrando 1-28 of 323 artículo(s)

Telas para vestidos

El tipo de tela es lo primero que se elige a la hora de diseñar o confeccionar un vestido. Revisa los tipos de telas especiales para confeccionar los mejores vestidos para cualquier ocasión que ponemos a tu disposición en Almacenes Freigenedo.

Mejores telas para vestidos

Algodón

El algodón es sin duda alguna la fibra natural más utilizada de todas. En esta lista verás que forma parte de casi todas las telas para vestidos en el mundo. El algodón absorbe la humedad y expulsa el calor. Por su estructura se puede teñir con facilidad y de cualquier color. Además, es la fibra que mejor refleja el color que queramos darle.

Las telas para vestidos hechas de algodón son aislantes y no generan electricidad estática. Otra magnífica cualidad de estas telas es que soportan altas temperaturas. O sea, pueden plancharse y ser lavadas a altas temperaturas.

Las telas de algodón son fantásticas para vestidos para climas cálidos y para personas muy alérgicas. El algodón, además de ser una fibra natural, es hipoalergénico. Por lo tanto, es prácticamente imposible que le provoque una reacción alérgica a alguna persona.

Damasco

El damasco es la tela por excelencia para vestidos de ceremonia u ocasiones especiales. Con las telas de damasco se confeccionan vestidos elegantes, trajes de vestir y ropa para ocasiones formales. El damasco es una tela gruesa, fuerte, algo raso al tacto. Es el resultado final de la aleación entre fibras como el algodón, el lino, la lana, el rayón, la seda; e incluso, en ocasiones, algunas fibras artificiales.

Al tejer el damasco se crean dibujos y encajes que son los que adornan esta tela y le dan esa apariencia lujosa. La trama, en este caso, hace de fondo y la urdimbre, de los dibujos. El damasco es una de las telas para vestidos de mayor calidad en cualquier lugar del mundo.

Lanilla

Las telas de lanilla son aquellas que conforman esos vestidos, un poco menos formales, por lo general de una sola pieza y que se ajustan con mucha facilidad y gracia, al cuerpo. La lanilla es una tela ligera, elástica y de magníficas cualidades térmicas. Por lo tanto, es de las más utilizadas para el invierno, o zonas frías.

La lanilla está hecha de lana o algodón, por lo general. El tacto suave y esa apariencia a la lana se lo da el estar cardada por uno o ambos lados.

A pesar de ser una de las mejores telas para vestidos, se puede emplear para muchos otros tipos de prendas de vestir.

Cashmere

Los vestidos confeccionados con cachemira, o cashmere (su nombre en inglés), suelen ser un poco caros. Las telas de cashmere se confeccionan con la lana de cabras que viven en las zonas montañosas del Tíbet: las cabras de Cachemira. La fibra de esta tela se obtiene, específicamente de lo más fino y delicado de la lana de estas cabras.

El cashmere es una tela suave al tacto, ligera, muy elegante a la vista y un aislante térmico natural. A pesar de su apariencia, estas telas son bien resistentes, lo que las hace magníficas para vestidos para ocasiones formales y especiales. Una de sus propiedades es que son fáciles de adaptar a cualquier diseño.

Chalis

El chalis es de esas telas imprescindibles para la confección de vestidos que resalten la figura. Esta tela parece que se adhiere a la piel. Tiene una apariencia sedosa, lo que le da ese aspecto elegante a los diseños que se realicen con esta tela.

Con estas telas puedes confeccionar desde pequeñas prendas como blusas finas hasta vestidos de gala. Es una tela natural, confeccionada a base de algodón, lana o rayón, por lo que puede ser usada sin temor a reacciones alérgicas.

Crepé

Esta es una tela rugosa, granulada y de apariencia algo rústica. Generalmente, es confeccionada de lana, algodón o lino. Es una de esas telas perfectas para vestidos más informales, pero con los que se quiere mantener la elegancia y sencillez. Sin embargo, también puedes encontrar usos para vestidos más de gala y formales, como los de novia. Los vestidos confeccionados con crepé son aptos para cualquier ocasión, desde una salida al cine, ir al trabajo, tener una cena o casarte.

Lino

El lino es una de las telas más empleadas para vestidos en países caribeños o tropicales; sobre todo en calientes veranos. El lino es una fibra de origen vegetal, específicamente de los tallos de la planta Linum usitatissimum. Esta tela es resistente a altas temperaturas y excelente conductor del calor. Es una tela fresca, ligera y muy elegante. Al igual que el algodón, se tiñe con mucha facilidad y absorbe muy bien la humedad. Su único inconveniente es que puede arrugarse bastante y su mayor ventaja es que es una fibra bastante económica.

Seda

La seda es uno de los tipos de telas más buscados y gustados para confeccionar vestidos históricamente. La seda es una fibra natural creada por las larvas de los gusanos de la seda (Bombyx mori)

La seda tiene un hermoso brillo natural, magnífica absorción de la humedad. Su tacto es exquisito, suave y nada resbaladizo. Además, la seda es una de las telas más resistentes que hay. Un valor agregado de esta tela es que, debido a sus características naturales, la seda no se ensucia con facilidad.

Acetato

Las telas acetato con imitaciones a la seda natural. Ellas se fabrican a través de las fibras de acetato de celulosa. Los vestidos confeccionados con estas telas tienen la ventaja de que no se arrugan o destiñen con facilidad. Por lo tanto, son muy utilizadas en vestidos de fiestas o galas. Las telas de acetato son duraderas y resistentes.

Georgette

Las telas Georgette se utilizan mucho en la confección de elegantes vestidos. Fue llamada así en honor a la modista Georgette de la Plante. Esta tela es confeccionada con seda, rayón o con ambas; incluso puede que con fibras artificiales.

Esta es una tela confeccionada con hilos de un elevado grado de retorcimiento tanto en la urdimbre como en la trama, lo que le da esa superficie arrugada a la tela. Es una tela elástica, de tejido plano, arrugado, liviano y fino. Visualmente, puede ser semi transparente o translúcido.

Guipur

El guipur es una combinación de una tela base y un encaje superpuesto por encima. Esta característica funciona para, o contrastar el color del encaje con la tela, o para fusionar ambos y solo dar la sensación de relieve.

Es una tela muy fina y liviana, por lo que es muy utilizada en países cálidos o durante el verano o primavera, cuando las temperaturas son más elevadas.

Muselina

La muselina es una tela muy tupida hecha, principalmente con fibra del algodonero, aunque pueden emplearse otras como la seda lana o sintéticas. Estas son telas vaporosas, transparentes y muy vistosas, perfectas para la confección de vestidos de fiestas.

Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más